Adviento – A

¡VEN, SEÑOR JESÚS!
Desde muy antiguo, el profeta Isaías anunciaba:
– Vendrá el Señor,
y juzgará a los pobres con justicia,
y nunca más alzará la espada pueblo contra pueblo, porque los corazones estarán llenos
del conocimiento del Señor.
Allí en el Jordán, el último profeta, Juan el Bautista, proclamaba:
– Preparad el camino del Señor,
allanad sus senderos.
Convertíos,
porque está cerca el Reino de los cielos.


Y en Nazaret empezó todo:
– Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. No temas, María:
concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo,
y le pondrás por nombre Jesús.
Esa es la historia del amor de Dios. Y nosotros cada año, cada Adviento, la recordamos y la renovamos:

  • como Isaías, deseamos un mundo nuevo, transformado, lleno de Dios, en el que no haya mal, ni dolor, ni injusticia, ni pobreza, ni corazones cerrados;
  • siguiendo la llamada de Juan Bautista, queremos preparar el camino del Señor: queremos transformar nuestro corazón y queremos transformar nuestro mundo;
  • y como María, con toda la confianza, con todo el amor, con un hondo espíritu de fe y de oración, esperamos el nacimiento de aquel niño que renovará nuestras vidas; aquel niño que nace en Belén y que nos llama a compartir un día su vida para siempre.

 

Ven, Jesús,

hermano, Señor.

Queremos preparar tu venida. Queremos recibirte.

Te esperamos,

para que transformes nuestras vidas y nos des tu luz,

tu paz, tu amor. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *