Protegidos de toda Perturbación

La última petición del Padrenuestro, «líbranos del mal», es alargada por la oración posterior que también pide al Padre que nos proteja de «toda perturbación». Nunca había dicho esta plegaria …